Buscan dar uso a edificios abandonadas de Río Piedras



Prácticamente la mitad de las viviendas del Centro Urbano de Río Piedras están vacante. Con el fin de identificar estas propiedades para que puedan ser reutilizadas para desarrollo comunitario, el Fideicomiso para el Desarrollo de Río Piedras, el Centro para la Reconstrucción de Hábitat y el Municipio de San Juan se encuentran trabajando un inventario de propiedades a través de una novel alianza.


“Con este proyecto comunitario buscamos recopilar información y medir los riesgos de salud y seguridad que representan estos estorbos para la comunidad. La declaración de estas propiedades como estorbo público serán trabajadas en conjunto con el Municipio para canalizar qué propiedades pueden ser usadas para desarrollo comunitario, con énfasis en vivienda asequible”, mencionó Luis Gallardo, director ejecutivo del Centro para la Reconstrucción del Hábitat.


Este junte público-comunitario surge por reclamos de la comunidad sobre la gran cantidad de estructuras en abandono. Según el censo, el 44.43% de las viviendas en el Centro Urbano de Río Piedras están vacantes, porciento que duplica el nivel de Puerto Rico y es casi cuatro veces más que el de los Estados Unidos.


“Lo que buscamos hacer es convertir algo negativo en algo que pueda traer beneficios para nuestras comunidades riopedrenses,” indicó Omar Cuadrado-Santana, director Ejecutivo del Fideicomiso.


“Los edificios y espacios abandonados son un potencial problema ambiental y social que fomenta los vertederos clandestinos, criaderos de mosquitos, y vandalismo, entre otros riesgos”, añadió. El inventario ha contado con el voluntariado de la Junta Comunitaria del Centro Urbano, CAUCE y ciudadanos privados.


Para finales de este mes se presentará la información recopilada a la Junta Comunitaria de Río Piedras y luego a la comunidad en general. Al culminar esta fase del estudio, continuarán las partes a levantar inventario sobre las otras comunidades de Río Piedras mientras realicen las investigaciones legales, contributivas y de campo sobre los paraderos de los titulares de cada propiedad abandonada del Centro Urbano.


Los titulares que comparezcan, tendrán oportunidad de establecer un plan de trabajo con el Municipio para eliminar los riesgos. Para las propiedades cuyos dueños no comparezcan o no existan, la comunidad y el Fideicomiso trabajarán una propuesta para un Plan para la Reutilización de los Espacios en Desuso.


El Fideicomiso para el Desarrollo de Río Piedras se crea para apoyar la rehabilitación y el desarrollo económico de la Zona Especial de Planificación de Río Piedras, según dispone la Ley Especial para la Rehabilitación de Río Piedras, Ley 75-1995. El Centro para la Reconstrucción del Hábitat es una entidad sin fines de lucro dedicada exclusivamente a detener el problema de las propiedades deterioradas y abandonadas, con un abarcador enfoque intersectorial. Realiza actividades de planificación colaborativa y promueve la implementación de estrategias para transformar estorbos públicos en activos de recuperación, desarrollo comunitario y resiliencia a largo plazo.


Este inventario inicial de las propiedades en el Centro Urbano de Río Piedras fue auspiciado por la Fundación Segarra Boerman, el Center for Community Progress y Citi Community Investing and Development.


Publicado originalmente en Primera Hora